martes, 24 de mayo de 2016

APRENDIZAJES FUNCIONALES Y USO DEL LENGUAJE

Hola buenos días a tod@s, hoy os dejo una entrada algo diferente.  En este caso, no es para dejar material si no para comentar algo que considero importante y que muchas veces me han preguntado.

Desde mi punto de vista es muy importante pensar que el lenguaje se puede trabajar de una forma más global, funcional y contextualizada de lo que muchas veces llegamos a pensar. Es decir, tod@s trabajamos en mayor o medida (en función de cada niño) ejercicios bucoarticularorios, actividades relacionadas con fonética, fonología, semántica.... cuentos, secuencias, canciones...... Pero muchas veces no nos paramos a pensar que podemos usar muchas situaciones de la vida cotidiana para trabajar todo eso de una manera más cercana al niño/a, por lo tanto, mucho más significativa y útil.

En este caso os pongo un ejemplo, en clase tenemos un niño con dificultad para seguir determinadas rutinas de clase ¿qué hacemos ? una secuencia visual concreta para él sobre esto (¿para qué quiero usar la secuencia de cortar naranja, exprimir naranja y vaso de zumo.... en un momento como este? ¿ en este momento no sería más útil otra cosa?)

 Por un lado hacemos un panel para colocarlo en la clase del niño, en el que aparece la secuencia de pasos que tiene que seguir (colocar la mochila en la caja, colgar la chaqueta, bajar la silla e ir a sentarse en la asamblea), lo explicamos para toda la clase en la asamblea.


Colocamos el panel cerca de la puerta para que sea un referente visual que pueda utilizar, lo explicamos concretamente al niño y realizamos la secuencia de forma vivencial dentro de su clase, con su mochila, su chaqueta y su silla, es decir, hacemos esa secuencia real. Cada elemento que ha de realizar de la secuencia tiene debajo un circulito, con la finalidad de poner una pegatina, o dibujar una carita feliz en el proceso de enseñanza de esta secuencia de tareas, cada vez que el niño hace bien una de ellas le ponemos una carita de contento  o una pegatina.

Posteriormente, trabajamos la secuencia para que sea el niño el que ordene cada uno de los pasos.

En este momento estamos ordenando la secuencia y también contándola,  (cosa que hacemos miles de veces con materiales totalmente descontextualizados y muy poco funcionales en ocasiones para algunos niños). Por tanto, ahora sí estamos  usando ese lenguaje de forma contextualizada y funcional para su vida,  con algo que forma parte de ella, que está viviendo en ese momento y que además necesita aprender.


Para generalizarlo, lo usamos cada día en su aula ordinaria,  nos coordinamos con otros terapeutas externos para que conozcan qué estamos trabajando y lo repasen con él, y  proporcionamos estos materiales a ellos/as y a la familia.

Y para finalizar, aprovechamos esta situación para trabajar lenguaje, a lo largo de nuestra intervención con un niño usamos miles de materiales y miles de cuentos. Nosotros optamos por esos materiales generales pero también usamos materiales adaptados y en este caso creamos un cuento que nos va servir para trabajar esta secuencia, vocabulario, y estructuración de frases.




De esta forma, de un aspecto concreto sacamos para trabajar un montón de cosas:

- comprensión y seguimiento de órdenes sencillas
- comprensión y seguimiento de  una secuencia de órdenes
- interiorización de una rutina y desarrollo de la autonomía del niño
- vocabulario, comprensión del mismo, secuenciación, uso de "x" aspectos mofológicos (artículos), estructuración de frases....

En fin, simplemente es una idea que me gustaría compartir, que considero útil y que quizás puede ayudar a alguien, y bueno dar un poco de alternativas a aquellas personas que muchas veces se ven con materiales que no son adecuados a lo que ellos/as necesitan.

Un abrazo a tod@s

No hay comentarios:

Publicar un comentario